LOS SÍMBOLOS DE LA COMUNITAT

Los símbolos de la Comunitat

En nuestro Estatut d'Autonomia aprobado en 1982, se establecía que una Ley de les Corts determinaría la simbología heráldica propia de la Comunitat Valenciana. Para dar cumplimiento a este mandato, dos años después se aprobaba la "Ley 8/1984, de 4 de diciembre, por la que se regulan los símbolos de la Comunidad Valenciana y su utilización". El objetivo de esta ley no es otro que recuperar los símbolos que se utilizaban en la época de Jaume I y acercarlos a los ciudadanos, integrándolos en la vida cotidiana.

Los símbolos que representan a la Comunitat Valenciana son:

La Senyera.

Según recoge el Estatut, la Bandera de la Comunitat Valenciana es la tradicional "Senyera" compuesta por cuatro barras rojas sobre fondo amarillo, coronadas sobre franja azul junto al asta.

La Bandera de la Comunitat Valenciana deberá ondear en el exterior, y ocupar lugar preferente en el interior, de todos los edificios públicos y civiles de nuestra Comunitat.

 

El emblema.

De origen histórico, el escudo o emblema actual de la Comunitat es prácticamente igual que el que implantó el Rey Pedro el Ceremonioso, y está formado por el escudo dorado con cuatro franjas rojas, yelmo plateado, mantelete (una tela sobre el yelmo) con cruz, y un dragón con alas dorado sobre el yelmo. Es un emblema que habrás visto muchas veces, y que en una versión simplificada utiliza la Generalitat en todos sus documentos y carteles.

 

El estandarte.

Está constituido por el emblema anteriormente descrito, sobre fondo carmesí tradicional ribeteado de oro. El Estandarte podrá utilizarse simultáneamente con la Senyera tradicional de la Comunitat Valenciana.

 

El Himno.

Seguro que lo has escuchado e incluso cantado en muchas ocasiones. Lo compuso el Maestro Serrano, músico valenciano de gran renombre, con letra de otro valenciano ilustre, el poeta Maximiliano Thous. Se cantó por primera vez en la Exposición Regional Valenciana de 1909, una importante muestra comercial e industrial para potenciar la economía de nuestra tierra. Y fue finalmente aprobado de manera oficial por los Alcaldes de los Muy Ilustres Ayuntamientos de Alicante, Castellón y Valencia en mayo de 1925. Desde entonces, en todos los actos solemnes que se celebran en el territorio de la Comunitat Valenciana, el Himno Oficial es interpretado conjuntamente con el Himno Nacional, precediéndolo en el orden de interpretación.