LA CONQUISTA

La Conquesta

En 1238, hace casi ochocientos años, Jaume I entra en la Ciudad de Valencia como Rey Conquistador. Pero esta aventura ha empezado mucho antes, porque en aquel tiempo era muy lento y complicado movilizar todo lo necesario para una empresa de esa envergadura. Era necesario contar con tropas, caballeros, animales de carga, caballos, alimentos para todos. También había que estudiar las rutas y caminos más adecuados para desplazar al ejército. Y además hacía falta mucho dinero.

Descarga el mapa

La Formación del Reino

En 1233 se inició la conquista de Valencia desde el norte. De este modo, poblaciones como Morella, Burriana y Peñíscola fueron cayendo en poder del Rey Jaume, que se aproximaba así a la Ciudad de Valencia.

Corre el año 1237 cuando la victoria de las tropas de Jaume I en la Batalla de El Puig, a pocos kilómetros de Valencia y última defensa del Rey Musulmán Zayyan, abre las puertas de Balansiya, que es como los árabes llamaban a la ciudad. De este modo, en 1238, Jaume I toma al fin Valencia.

La conquista del resto del Reino duraría todavía siete años más. En una primera fase se conquistó hasta la línea marcada por el río Júcar, incluida la importante ciudad de Xàtiva, continuando hasta Murcia. Los límites del Reino de Valencia quedaron fijados a través del Tratado de Almizrra, firmado en 1244 por Jaume I y Fernando III de Castilla. Así, se estableció una frontera entre la población de Biar, en el interior de Alicante, y Busot, en la costa.

Los mudéjares, con el caudillo Al-Azraq al frente, encabezaron varias revueltas en el norte de la provincia de Alicante entre 1247 y 1275, que fueron aplastadas y sirvieron para expulsar a la población musulmana y aumentar la repoblación cristiana. Por su parte, en 1296 Jaime II de Aragón supo aprovecharse de las luchas dinásticas de la Corona de Castilla para conquistar el Reino de Murcia, anexionándose al Reino de Valencia los dos tercios sur de la provincia de Alicante, a través de la Sentencia Arbitral de Torrellas de 1304. De este modo, ciudades como Orihuela, Guardamar, Elche, Santa Pola o Novelda quedaron incorporadas. El valle de Ayora pasaría también de la Corona de Castilla al Reino de Valencia en 1281.

En resumen, los territorios adquiridos entre 1232 y 1245 fueron conquistados a los musulmanes por Jaume I; el valle de Ayora y la mitad sur de la provincia de Alicante fueron originalmente conquistados por el Reino de Castilla, y fueron cedidos al Reino de Valencia entre finales del siglo XIII y principios del XIV. La villa de Caudete, isla del Reino de Valencia en territorio manchego, pasó administrativamente a Castilla a principios del siglo XVIII. Las comarcas de Villena y de Requena-Utiel pertenecieron durante todo el Antiguo Régimen a la Corona de Castilla, pero fueron incluidas en las provincias de Alicante y de Valencia tras la nueva división territorial de España de mediados del siglo XIX.

Con pocas variaciones, esas fronteras se han mantenido a lo largo de los siglos, y son casi las mismas que las de la actual Comunitat Valenciana, aunque ahora es algo más extensa, ya que  se unieron posteriormente los pueblos y tierras al norte del Río Segura, y otros territorios más de las fronteras.